Descartes no madrugaba

Hola compis,

¿Qué tal de domingo? Supongo que relajados, hoy es el día que los no-madrugadores se abandonan a su deseo de permanecer en la cama sin sentir culpabiliadad….jajaja

Parece que vivimos en una sociedad en la que madrugar, aprovechar el tiempo y trabajar mucho son valores en alza. Sin embargo, el uso del tiempo por disfrute, el gastarlo placenteramente, el disfrutar perezosamente en la cama, todo eso, a veces hasta evitamos contarlo. Nuestro secretito ..jeje 😉

Pues sabed que Descartes no se levantaba hasta medio día y si nos fiamos de su testimonio parece que trabajaba poco y leía poco aunque cuando lo hacía lo hacía con gran concentración.

De hecho su muerte está relacionada con el hecho de madrugar y con el frío, porque además de dormir bien a gusto nuestro hombre pensaba mejor al lado de su estufita. Así, al lado de la estufita (con el rostro bien rosado) fue donse se le ocurrió su famoso “Pienso luego existo”.

En el año 1649 Cristina de Suecia reclamó a Descartes a su lado para que le impartiese lecciones. Dada la agenda de la reina tales clases debían ser a las 5.00 de la mañana. Parece que estos inusuales madrugones junto con el frío sueco pueden considerarse entre las causas de la afección que lo llevó al otro mundo.

Asi que…..compañer@s, no os sintais culpables si no madrugais y cuando trabajeis hacedlo concentrados. Parece una buena receta no?…y si no, pase lo que pase, hagais lo que hagais os deseo Buenas lecturas !!! 😉 🙂

mte1oda0otcxmjy3mzywmjy5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: