VIRTUD Y CONOCIMIENTO EN PLATÓN

Amig@s;

Las cuestiones del conocimiento y de la virtud se tratan ampliamente en el Menón una obra de transición de Platón. Deja constancia de que el conocimiento es recuerdo (anamnesis) , él mismo lo llama reminiscencia. El alma se encuentra en el mundo inteligible observando las ideas (los eidos) hasta que cae en un cuerpo. Una vez después de esta caída el alma olvida todo lo que sabe pero puesto que ha quedado alguna huella en la misma al toparse con las cosas particulares del mundo, estas le remiten a las ideas, o más bien, estas le recuerdan las ideas. Por ello dice que conocer es recordar.

En cuanto a la virtud, es una excelencia, una areté. Platón acepta en cierto modo la identificación de virtud y conocimiento, por tanto podríamos afirmar que virtud en un campo de conocimiento es el saber hacer dentro de este campo. Este saber hacer en un campo se identifica con lo esencial de ese campo.

Por ejemplo; el alma tiene 3 funciones (no partes, pués es simple e indivisible), la parte racional, la parte irascible y la parte concupiscible. Sin embargo la esencial es la racional, en ella residirá pués la virtud. La virtud será la sabiduría.

No he encontrado en las referencias consultadas una definición unificada de lo que es virtud, sino que se va hablando de virtud en diversos modos que finalmente deben complementarse entre ellos.

Por último: ¿Puede la virtud ser enseñada? Si fuera un conocimiento podría serlo, pero Platón habla de la virtud como de un don divino. Se tiene o no se tiene. No puede por tanto ser enseñada.

El tema de la virtud me parece super peliagudo así que si alguien quiere exponer aquí su idea me encantaría leerla

Y….a tomárselo con filosofía 🙂

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. humildeestudiante
    May 23, 2012 @ 20:15:33

    Me pregunto, más allá de la virtud, la necesidad de preguntar ¿Se necesita una referencia de la virtud para considerarse virtuoso?
    A veces veo loable la necesidad de una pregunta, con otras en cambio, intentar responder lo veo como meterse en un laberinto con la certeza de que no obtendré la respuesta.
    ¿No es la virtud todas aquellas cosas que admiramos de otro ser? ¿Y por qué las admiramos? Porque nos benefician directamente, son potencialmente beneficiarias hacia nuestro ser o benefician al conjunto de la sociedad. ¿No es pues la virtud desde esta perspectiva algo mezquino, pues en el fondo solo se busca el beneficio?
    Tomando las tres virtudes platónicas, sabiduría, valor y autocontrol. ¿No son en el fondo utilitaristas?
    Sabiduría de qué y para qué, es cierto que hay sabiduría que no es utilitarista pero tampoco está “muy bien vista” por la mayoría, y es posible que la mayoría no considere cierta sabiduría como una virtud.
    El valor, para crear, para mover la voluntad, para ir a trabajar, para hacer literatura, arte, para en definitiva generar riqueza, ya sea intelectual, ya sea laboral, pero en pro de la sociedad.
    El autocontrol para asegurar y delimitar ciertos comportamientos para poder prever los límites de actuación de la otra persona, en definitiva poner reglas para la convivencia de un gran número de personas.

    Para mí, las virtudes son el principio de la estabilización de los cimientos de nuestra sociedad, el principio del orden.

    Pero no creo que tener razón y quizá se me haya ido un poco la reflexión de lo que esperabas obtener, de ser así, disculpas.
    Un saludo!

    Responder

    • cafeypastasconschopenhauer
      May 24, 2012 @ 02:22:40

      Ay humilde estudiante!!! Quizá la filosofía no sea más que un conjunto de preguntas hechas con ingenio, a veces incluso sin este…jaja
      Kant decía que el entendimiento se hacía por naturaleza preguntas aun a pesar de que estas no tengan respuesta. Casi parecía que hablaba de una especie de destino trágico en el que el entendimiento nos acribilla a cuestiones que no puede responder. 🙂

      Responder

      • humildeestudiante
        May 26, 2012 @ 12:39:13

        A mí me divierte, seguir haciendo preguntas, revivir de alguna manera la curiosidad infantil. Preguntar aún sabiendo que el número de preguntas hechas será finito, frente a las posibles que se quedan sin hacer, que es un número infinito. Preguntar aunque el porcentaje de preguntas hechas y resueltas, en comparación con todas las posibles es un nauseabundo cero por ciento.
        ¿Pasatiempo o pasavida? ¿Cómo evitar preguntar?

      • cafeypastasconschopenhauer
        May 28, 2012 @ 20:47:18

        Cuando estudiaba en la Univeridad de Granada tenía una profesora que solía decir que lo verdaderamente importante eran las preguntas y que lo cambiaba a lo largo de la historia era la manera de plantearlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: