FILOSOFÍA DE LA EXISTENCIA

¿Quién se acuerda de ese “librito” de Heidegger titulado Ser y tiempo?

Alguno habrá por ahi…jajaja

Quien lo haya tenido entre sus manos, seguro, no lo ha olvidado. Bien, ¿Qué pretendía Martin (lo voy a tratar de amiguete) con este soberano mamotreto?

Se trata de una analítica ontológica o existencial. ¿Y qué es eso? Bravo por la pregunta, a este tio no se le entiende “ná de ná”.

Es algo así como un estudio sobre el sentido del ser y además desde la perspectiva del ser que se pregunta por el sentido del ser (“El hombre es aquel ente que se interroga acerca del sentido del ser “). ¿Qué? Ya te has vuelto a perder, no me extraña…jajaja

Es un estudio del sentido del ser sobre todo desde el hombre (que es el ser que se pregunta por el sentido del ser).

Lo primero será el DA-SEIN, el ser-ahí. En verdad esto es lo que es el hombre, un ser que está en un “ahí”, en una circunstancia, lugar…El ser en el mundo. Heidegger dice que esta es estructura fundamental del da-sein.

¿Qué se encuentra el ser en ese “ahí”? El ser se encuentra con las cosas y con los otros. A esto lo llama Martin ser-en y ser-con respectivamente.

El ser se encuentra en situación de apertura ante una situación, ante una circunstancia (ser-ahí) y en relación activa con ella. El hombre tiene que actualizar esta situación tomando decisiones libres, eligiendo. Es ahí donde el hombre aturdirse en las cosas, con las cosas y elegir una existencia inauténtica. A lo que nuestro amiguete llama: la caída en el “se”. O sea, caer en el “se dice”, “se piensa”, “se siente”. De este modo el hombre se siente arrojado en el mundo como una cosa más.

¿A quien haay que escuchar para llevar una existencia auténtica? Hay que escuchar a la voz de la conciencia que es el ser mismo del Da-sein (ser-ahí)

La existencia auténtica la alcanza el ser cuando acepta que es un “ser para la muerte”.  Esta es la posibilidad permanente de la que el hombre no puede rehuir. Este hecho muestra la nulidad de todo proyecto y hace que nos enfrentemos con la nada. Esto provoca angustia, que nos sustrae del temor (el temor surgue como sentimiento de segunda categoría ante los acontecimientos normales de la vida). La angustia es el sentimiento que ennoblece al hombre. La valentía de aceptar la propia finitud y asomarnos al balcón de la nada.

La existencia auténtica es un ser-para-la-muerte. Unicamente si comprendemos la posibilidad de la muerte como imposibilidad de la existencia, solo si asumimos esta posibilidad mediante una decisión anticipatoria el hombre se encuentra su auténtico ser.

Ahora bien, si estás leyendo ahora esto, es porque te has leído todo el rollo anterior. Solamente puedo decir: ¡Enhorabuena por soportarlo! o ¡Gracias por tu paciencia!….jajaja…. Bueno ¿que? te ha parecido ¿inteligible, ininteligible, loco, sensato, estúpido, un rollo…?…jejeje  Sea como sea esta aprendiz de filósofa llamada Sra Gödell te manda un besote cibernético!!!!

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. wario
    Abr 24, 2012 @ 21:08:28

    Oh, no!!, mierda,…pense que me habia olvidado de todo esto.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: