FRAGMENTO DE ROGER

“Te voy a contar una anécdota divertida de mi juventud. Siempre me gustaba jugar con soldaditos de juguete, pero mi madre era una activista contra la guerra (algo raro si se tiene en cuenta su personalidad guerrera) y no quería comprarme más soldados. Yo era demasiado joven como para poder ganarme mi propio dinero y nuestra casa estaba a muchos kilómetros de distancia de cualquier tiendo. Mi padre me trajo una bolsa de soldados una noche y yo no cabía en mí mismo de felicidad, así que me puse a jugar con ellos. Pero, entonces, entró mamá en la habitación con un teléfono y un alargador, se sentó y dijo: Vale, puedes jugar con tus soldaditos. Pero yo me voy a quedar aquí sentada y cada vez que uno muera o resulte herido voy a llamar a su madre. ¿Listo? Uno, dos, tres, a jugar…”

El ladrón de chicles Douglas Coupland

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: