RIMBAUD, LA MUERTE DE UN MITO; CAPÍTULO 3

Aquí os dejo, como os comenté anteriormente que haría, la tercera parte de la biografía del amigo Rimbaud. Espero que os haya gustado…

 

En esta última parte de la historia de Rimbaud y tras abandonar la escritura y su Charleville natal, comienzan sus múltiples viajes, Alemania, Milán, Austria…En mayo de 1876 se alista en el ejército colonial holandés, una forma una tanto peculiar para viajar sin coste a la zona de Java. Por supuesto pronto deserta.

Viaja también a Suecia y Dinamarca, más tarde a Alejandría (difícil es el recuento de estos viajes y es muy ambigua la información que se tiene sobre ellos).

Llega a África, recorre una parte del continente pero los episodios más importantes se dan en Abisinia. Se dedica al tráfico de armas, quizá al de esclavos. No sabemos a qué tipo de faenas de este cariz ha desempeñado, pero se cree que muchas.

Una vez que Rimbaud mata al hombre de letras, al poeta, una vez que la vida es tachada de absurda y su proyecto se corta creo, con Camus, que ya es indiferente matar a un hombre que cuidar a un leproso.

Sus biógrafos cuentan que a pesar de sus múltiples viajes, Rimbaud volvía siempre y periódicamente a su ciudad natal.

Como un animal que comienza sus viajes con cada primavera y vuelve al seno materno con los rigores del invierno. Así es como se comporta nuestro genio.

En sus múltiples paradas en Charleville, se dedica sobre todo al estudio de las lenguas, destreza quizá heredada del Capitán que sabía árabe y a sus espaldas dejó tras su huída una gramática débilmente anotada.

Se cree que el influjo de su madre fue muy fuerte, una especie de amor y odio lo unía a ella. Una relación incestuosa mezclada con aires de rechazo.

Hay incluso quien llega a afirmar que la tiranía que ejercía Vitalie sobre su hijo, la intentaba ejercer él en sus poemas. Un tipo de sofisticada catarsis, de sublimación.

Lo que está claro es que una y otra vez volvía a Charleville.

En el año 1891 estando instalado en África, comienzan dolores en su pierna derecha. Se embarca a Marsella para recibir los cuidados pertinentes. El desenlace es fatal, los doctores Nicolas y Pluyette han de proceder a la amputación de la pierna tras diagnosticar un cáncer óseo. Nuestros médicos entran a formar parte de la historia en uno de sus episodios más duros, sangrientos y macabros.

Otro que sin duda alcanza la inmortalidad es el padre Chaulier, quien a los pies de su cama, dicen la hermana de Rimbaud y su marido, le administra la extrema unción y cambia así en el último momento el rumbo de su vida.

El 10 de noviembre muere a los treinta y siete años uno de los más grandes genios del mundo literario, un astro que pasó rápido y fugaz y cuya estela dejó un rastro imborrable. Un cometa que atravesó el cielo alcanzando cotas antes no alcanzadas.

El más radical de los modernos que supera a sus antecesores y revoluciona el panorama de las letras.

Hasta aquí su vida, que tiene más de mito que de historia, que es el reflejo de su obra, que ambas se compenetran y se mezclan hasta no poder distinguirlas.

La vida de un nihilista, de un deconstructor hasta el final.

 

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. wario
    Oct 30, 2011 @ 18:47:02

    Lo que esta claro es que la brújula de Rimbaud siempre apuntaba sur- sureste…Leete algun día si tienes tiempo sus cartas abisinias. Creo que son bastante esclarecedoras…para entender un poco más a este gran genio de las letras modernas. Tambien interesante “El tiempo de los asesinos” de Henry Miller, que empieza siendo una biografía del poeta, pero Miller, una vez más, termina hablándonos de si mismo, jaja. Grande!.
    Muy buena foto, no la conocía.

    Responder

    • cafeypastasconschopenhauer
      Nov 09, 2011 @ 01:23:15

      Holaaaa!!! He caído en las garras de “Hijos de la medianoche”, que me lo estoy releyendo y es tan grueso como la “Crítica”, me llevará un tiempo. Pero ese libro de Miller que dices me seduce…jeje
      De todos modos ultimamente me falta inspiración, no sé, no sé, voy que ir al filósofo…jajaja!!! Un besito muy grande.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: