SOMOS DESEO

Decía Platón que para ser filósofo había que mirar al cielo y sorprenderse. La capacidad de transformar cualquier escenario en un espectáculo de misteriosa magia es el don que nos convierte en filósofos. Ya  veis que no se nos exige mucho.

El universo se planta ante nosotros y nosotros estamos radicalmente plantados no ante él, sino en él. El ser humano nace incardinado en el mundo, esto pensaba Heidegger, obligado desde el principio a convivir con la necesidad de comprenderlo todo. De un modo u otro el hombre se convierte en el poeta de su propia vida y se la narra a sí mismo y a los otros y esto según el tipo de hombre que se es. Según el tipo de individuo que seas así serás como narrador, por tanto desea ser valiente porque no creo que quieras ser el temeroso de tu relato. Nietzsche te diría que fueras el héroe, mientras que Schopenhauer te diría que fueses el santo.

La verdad es que no estoy segura de que puedas elegir, pero deseo que podamos hacerlo (quiero decir elegir). Creo que es increíblemente importante lo que se desea y que de esto depende lo que se es. Un psicólogo conductista te diría que nos definen nuestros hechos, yo te digo que nos definen nuestros deseos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: