ESCRIBIR ES PERMANECER

Estos días estoy leyendo fragmentos del libro Schopenhauer y los años salvajes de la filosofía de Safranski. Ya os imaginareis la de detalles que da sobre el amigo Schopenhauer, un pastel para esta hambrienta. El mundo es una gran pastelería de letras…jajajaja

Bueno, pues me llamó la atención una cosa que cuenta. Se ve que entre la burguesía de la época estaba de moda escribir, escribir un diario y escribir cartas, incluso pequeños libritos llenos de consejos. El padre de Schopenhauer le regaló un librito de este tipo que otro padre había escrito a su hijo y se ve que nuestro ilustre lo guardo con mimo toda su vida.

El otro día me dijo una compañera que los libros de autoayuda eran cosa de este siglo y yo me acordé de Schopenhauer. Es verdad que aquel librito no era propiamente de autoayuda pero lo que sí es cierto es que daba consejos para moverse en la esfera social, para mantener la tranquilidad mental e incluso aconsejaba sobre el bien de la cultura u aspectos parecidos.

Esta costumbre de escribir hace que la biografía de “mi maridito” (ya sabéis que yo a Schopenhauer lo idolatro…jaja) esté harto completa. Se sabe incluso de qué eran y de qué iban las clases que recibía puesto que un compañero suyo dejó constancia en sus diarios de todos los detalles, incluso de un día que Schopenhauer hizo una pregunta (esto entre las preguntas o apuntes que pudieron hacer este y otras personas).

También se guarda la correspondencia que recibía, que era mucha, nada que ver con nuestra época y la dicha de nuestros mails. De este modo aunque las cartas que él escribió no sobrevivieron, a través de las que le escribieron se puede atisbar lo que contenían.

Además el propio Schopenhauer llevaba un diario pormenorizado no solo de los acontecimientos de su vida sino también de sus pensamientos, lecturas, descubrimientos… Y por si esto no fuera suficiente su madre  también fue una obsesa de la escritura y también se unió al fenómeno de hacer sobrevivir lo pasajero.

Bueno, en fin, que de “mi maridito” hay material para escribir como 3 Quijotes y 3 Regentas. Un río de tinta largo y caudaloso para que yo, su viuda-sentimental beba como un cervatillo al pie de una cascada… y sí, el Sr. Gödel ya lo sabe y lo acepta…jajaja

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. luis dante
    Mar 07, 2012 @ 02:06:43

    Me e puesto a pensar en Artur schopenhauer nacido en Dancing en 1788, Su padre un comerciante enérgico de carácter su madre una escritora de algunas novela de éxito.Ya a temprana edad había escrito textos El mundo como voluntad y representación, y también el cuádruple principio de razón suficiente, nos decía en párrafos.El goce que nos da un sistema metafísico el contento que nos procura la organización espiritual de una idea lógicamente concluida armónicamente apoyada en si mismo es eminentemente estética del mismo origen del alto y el fondo siempre sereno deleite que el arte nos regala mientras ordena y da forma a la enredada comfusion de la vida hasta hacerla diáfana y comprensible.¿Que es la verdad? el concepto extraído de un mundo fenomenal de una nos ion de cosmos condicionada en múltiples modos es solo uso en lo inminente no en lo trascendente según la filosofía critica este material de nuestro pensar son herramientas inadecuada para aprehender la esencia misma de las cosas,la conexión del mundo de las apariencias con el verdadero ser de las cosas.

    Responder

    • cafeypastasconschopenhauer
      Mar 07, 2012 @ 23:50:10

      Tanto si tenemos madera (por decirlo de algún modo) para responder preguntas sobre la esencia del universo, o no, lo que es indiscutible es que estamos condenados a preguntarnos (como ya dijo en su momento Kant y muchos otros). Incluso si nuestra manera de plantearnos el mundo, o sea, en términos de esencia, es correcta, o no, la custión es que lo hacemos. la cuestión es que lo llevamos haciendo desde el principio. Independientemente de como siga la cosa, lo importante es que siga, porque todo el torrente de poesía, arte, filosfía o que sea es maravilloso. Asi que si hemos de vivir en la oscuridad iluminemos nuestra parte… (esto último lo vi “grafiteado” en una pared “Granaína” por El niño de las pinturas y me encantó) Un besito 🙂

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: