DOMINGO DE LETRAS

Me desperté y olía a café que el Sr. Gödel estaba en la cocina preparándo. Me sirvió una taza y me senté. Sobre la mesa había un librito pequeño y fino pero precioso.

Me acerqué y lo miré con detenimiento. La portada lucía el dibujo de un joven gentleman de traje y con mejillas fuertemente enrojecidas. El ejemplar era de papel grueso y textura estriada en color gris oscuro casi negro. Se podía leer en grandes letras su título: El ruletista y su autor: Mircea  Cărtărescu.

Abriendo el libro se podían leer algunos datos de este célebre poeta y novelista rumano. Hubo de sufrir intensos problemas con la censura para sacar su obra adelante, pero por fin, adquiriendo un estilo onírico e imaginativo que llevaba a la confusión en interpretaciones, saltó sobre sus censores y se cosechó ciertos éxitos.

Estas y otras vicisitudes pasó el autor para que al fin llegara a nuestras librerías este bello relato sobre un hombre que observa a otro como se juega repetidas veces su vida en ambientes agobiantes y violentos jugando a la ruleta rusa.

El Sr. Gödel lo había conseguido para mi, yo sabía que él era un gran “conseguidor”. Si había un texto, una referencia, un cuento, un dato que no encontrase, esto solo podía ser que no existía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: