EXISTENCIA DE ARRABAL

Tenía ganas de contaros algo de Heidegger porque estoy con él estos días. Escribí esto y bueno… no estoy demasiado contenta pero os prometo mejorar…jajaja… Un besito a tod@s

Alguien empieza el día desayunando rosquillas y café. Está encorvado sobre la taza y con aspecto alicaído. Los pelos crechos, la boca entreabierta, la piel pálida y el pensamiento lejos. Tiene cosas que hacer. Siempre tiene cosas que hacer. Camina por la calle y tiene el pensamiento lejos de allí. Le he dicho miles de veces que piense en lo que está haciendo. Está claro que Heidegger no lo aprobaría. Le diría a la cara que su existencia es inauténtica, anónima, que ha vertido su atención en la facticidad, que se ha arrojado al plano de los hechos. La utilización de las cosas se ha transformado para él en fin en sí mismo. El lenguaje se ha convertido en la habladuría. Es así como trata de llenar el vacío, con el deseo de lo nuevo, ahogado en la curiosidad. Su existencia se ha convertido en el se-dice, se-hace.

Sin embargo la solución que propone… Dice que somos seres para la muerte y que vivir para la muerte nos aparta de estar preocupado por mundaneidades. Es a través de la angustia de que vamos a morir, nuestra vida se convierte en auténtica.

Se lo he explicado. El sabe que es muy parca mi explicación, pero ¿Qué le vamos a hacer? “Anda, peinate esos pelos y tira millas”. Después de todo quizá el sentido de la vida sea buscar el sentido de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: