HENRY MILLER, EL PROFETA

Hola bloguer@s!!!

He vuelto de mis vacaciones y os traigo este post que espero que os guste. ¿qué tal se ha portado el Sr. Gödel?…jajaja

Después de devorar Trópico de capricornio me siento renovada. Una puede pensar que una lectura le puede hacer cambiar la piel como a una serpiente. Recordemos que la serpiente es símbolo de salud por este hecho y ocupa el letrero de las farmacias.

Miller habla como un Jesús, que purga, con su grandeza, los pecados de la humanidad.

“Todos mis calvarios fueron crucifixiones de color de rosa, seudotragedias destinadas a mantener avivados los fuegos del infierno para los pecadores auténticos que corren peligros de verse olvidados”

Sus ideas son contradictorias como las de los niños. Él mismo se reconoce seguidor, en cierto modo, del dadaísmo.

Todo el libro parece un vómito compulsivo y continuado de un hombre que se siente iluminado. Se lo acepto, si van a predicar, que tengan algo qué decir que me interese.

Iba en un tren que se comía los kilómetros deslizándose por las vías y mientras, yo, me ensimismaba en la lectura de esta contra-biblia, de este elogio del desequilibrio que se explica ampliamente sobre la música, la verdad y las personas que pueblan el mundo. Entre otras muchas cosas este último tema me caló; sus largas descripciones sobre gente, casi contando las historias de sus vidas, dando razón de lo que eran y no olvidándose de su condición simbólica. El hombre es un animal simbólico.

Entras en un enredo laberíntico de madriguera de conejo o caverna de Platón. Miller te insulta y te ensalza, te desprecia y se apiada de ti, pero en el fondo es un amante de lo humano. En el fondo sabe que hasta lo feo es bello, y que lo mejor que se puede hacer con el mundo y la vida es contarlo todo, todo, desmenuzar cada pedazo infinito de este paraíso infernal y hacerlo pasar por el tamiz de la palabra.

sólo como fenómeno estético están eternamente justificadas la existencia y el mundo

Nietzsche

DURO DESPERTAR (FILOSÓFICO)

ME PREGUNTO QUÉ VERÍAMOS…

Se cuenta que alguien se acerco una vez al gran filósofo Wittgenstein, y le dijo:

Menudos idiotas debían ser allá por la edad media, para mirar cada mañana el amanecer,y pensar que lo que estaban viendo era el Sol girando alrededor de la Tierra. Cualquier niño sabe que la Tierra gira alrededor del Sol, y no hace falta devanarse mucho los sesos para entenderlo.

A lo que Wittgenstein respondio:

Si… Pero me pregunto qué veríamos si realmente fuese el Sol el que gira alrededor de la Tierra…

😉

STAIRWAY TO HEAVEN

PROTÁGORAS (Sí, otra de paradojas)

Esta vez va en cómic! Y con sarcasmo final incluído 😉

Como está en inglés, os haré una traducción rápida para los que la necesiten.

Se le llama “La Paradoja del Tribunal
En Atenas, Protagoras hizo un trato con Evatlo.

-Te propongo una cosa: Te enseñaré como hablar ante un tribunal, y no me tendrás que pagar hasta que ganes tu primer caso.

Genial!

Pero después, Evatlo no se molestó en buscar ningún caso.

-Eh! Ponte a trabajar!

Perdón, estaba mirando esta representación de luchadores desnudos en el lateral de una vasija.

Así que Protágoras demandó a Evatlo por el pago de sus lecciones.

-Si gano, el tribunal dice que me pagues. Si pierdo, nuestro trato dice que me pagues.

Pero Evatlo respondió.

De eso nada! Si yo gano, el tribunal dice que no pago. Si pierdo, fracasaste en enseñarme, así que no pago.

El argumento era elípticamente bello.

-Pero si ganas el primer caso, entonces hay nueva información, por lo que puedo demandarte una segunda vez.

Pero, si tú ganas el segundo caso, invalida el primero, Así que…

Más tarde, Atenas, no se sábe cómo, perdió la guerra del Peloponeso.

-Pero, me mataste tú, o lo hizo la lanza? o la sociedad? o la naturaleza misma?

Mataré a tus hijos y tomaré a tu esposa.

– Fascinante!

Bible Dam

El otro día me encontré con esta bonita pintura, que sospecho a la Sr. Gödel le va a encantar.

Como está firmada, dejé en la lista de tareas pendientes el intentar localizar al autor. Hoy por fin lo he hecho; se trata de una obra, titulada Bible Dam, de Jacek Yerka, un pintor surrealista que personalmente desconocía. Si os ha gustado podeis ver mucho más de su obra en su página web.

¿Ha sido de tu agrado, mi querida Adele?

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: