CARTA A SCHOPENHAUER

Amigos amantes de la red (jajaja)

Últimamente estoy muy ocupada en releer estratos de la biografía de Schopenhauer en la que encuentro anécdotas dignas de ser resaltadas. Ayer por la noche releí esta carta que su madre Johanna Henrietta Trosiener escribió a su hijo cuando este, a los 20 años (aprox.), le pide ir a pasar un tiempo con ella en Weimar.

Siempre me llamó la atención el tono de esta carta tan radical. Tenía muchas ganas de compartirla con vosotros, así que a ver qué opináis.

“No dudes de la sinceridad de mi amor por ti. Toda mi vida te he dado pruebas de él. Para mi felicidad necesito saber que tú eres feliz, pero  no ser testigo de esa felicidad
Siempre te dije que sería muy difícil vivir contigo (…) Tu mal humor me fastidia y desentona con mi risueña disposición que, de cualquier modo, no te sirve para nada (…) tu presencia, tus quejas sobre cosas inevitables, tu sombrío rostro, tus estrafalarias opiniones que enuncias como los juicios de un oráculo, sin dejar lugar a ninguna objeción, me incomodan. (…) Puedes comer conmigo en mis veladas sociales a  condición de que te refrenes de tus desagradables discusiones, para mí muy fastidiosas, así como en  todas esas lamentaciones sobre lo estúpido que es el mundo y la miseria del hombre, pues estas cosas siempre me amargan la noche y me producen pesadillas, y  a mí me gusta dormir bien.”

Anuncios

8 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Cojo nero
    Ene 23, 2011 @ 01:53:45

    Seguramente quieras decir extractos 😉

    Responder

  2. Tima
    Ene 26, 2011 @ 23:56:25

    La madre de Schopenhauer debía de querer un hijo más alegre y menos sombrío…, ¿no? Es la impresión que me da.

    Lo quiere, claro, pero no le apetece irse a la cama con los comentarios de su hijo en la mente.

    Responder

    • cafeypastasconschopenhauer
      Ene 28, 2011 @ 14:28:54

      El motivo por el que Sh quería ir a pasar un tiempo con su madre era que estando estudiando secundaria escribió unos versos satíricos en referencia a un profesor. La cosa se descubrió y el profesor que daba clase a Sh se nego a seguir dándoselas. A mí me parece que con 20 añitos y este disgusto… Bueno, quien sabe…

      Responder

  3. Albañila
    Dic 13, 2011 @ 17:12:54

    Creo que el café y las pastas me las tomaba yo bien a gusto con la Señora Johanna…
    Y la buena mujer aún se preguntará a quién sale ese hijo suyo en sus tajantes determinaciones…

    Responder

  4. cafeypastasconschopenhauer
    Dic 14, 2011 @ 01:54:18

    Para que veas que dos fieras. Me lo paso con sus historias…jaja!! Lo de estos más que ladrillos son ladridos…

    Responder

  5. ayumary
    May 28, 2014 @ 01:05:29

    con esta carta escribí un relato esta esa la dirección http://lagatapatry.blogspot.com/

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: