LA FELICIDAD PARA ARISTÓTELES

Hoy vamos a inaugurar una nueva categoría; apuntes filosóficos. En este tipo de post me encargaré de crear pequeños apuntes de filosofía. Para los aficionados o curiosos de este tema; ¡ahi va!

LA FELICIDAD EN ARISTÓTELES

 

Platón y Aristóteles

 

“Llamamos más perfecto al bien que se persigue por sí mismo, que al que se busca por otra cosa […] Tal parece ser eminentemente la felicidad, pues la elegimos siempre por ella misma y nunca por otra cosa”

Ética a Nicómaco

 

 

La teleología aristotélica consiste en la creencia, por parte de este, en que toda cosa tiende a un fin. Los procesos de todo parecen presididos por un plan, por una finalidad interna. En ética, el fin último de todo ser humano es la felicidad. Esta afirmación puede ser creída por cualquier hombre con independencia de sus circunstancias. La complicación reside en determinar en qué consiste la felicidad.

Ante esta disyuntiva existen dos actitudes generales. La primera consiste en creer que cada uno debe determinar por sí mismo que es lo que puede hacerle feliz. La segunda consiste en creer que tal pregunta solo puede ser contestada analizando la naturaleza humana.

Cuando Aristóteles se vuelca en esta cuestión se decanta por la segunda línea y afirma que cada ser es feliz realizando la actividad que le es propia y natural.

Esta concepción es acorde con el pensamiento teleológico (finalista) de nuestro filósofo. Todo ser natural tiende a realizar unas determinadas actividades y su ejercicio lleva precisamente a la satisfacción de esta tendencia y por ello a la felicidad.

Pero ¿Cuál es la actividad más propia del ser humano? La actividad intelectual, por tanto la actividad contemplativa.

La otra problemática reside en el hecho de que el hombre no es solo entendimiento, también tienes necesidades corporales y además participa de lo social.

Esto lleva al estagirita a ponderar que la felicidad solo será una aspiración que no puede llegar a ser realizada nada más que en dios.

La felicidad conllevará para Aristóteles  la necesidad de poseer bienes corporales y exteriores, además de virtudes morales.

Por virtud se refiere a areté en el sentido de excelencia y tal excelencia abarca lo intelectual así como lo moral. Dentro de lo intelectual tendremos la prudencia como el clímax de las virtudes.

Resumiendo, la felicidad del hombre consiste en realizar la actividad que le es propia. Tal actividad es la intelectual. Aristóteles cree que existen virtudes intelectuales además de morales. La virtud intelectual más importante será la sabiduría práctica o prudencia. Por último, la felicidad solo es alcanzable por dios, el hombre debe de permanecer en una felicidad limitada.

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. AQUILEANA
    Dic 24, 2010 @ 04:32:33

    Muy clara la forma de exponer uno de los diálogos más importantes de Aristóteles…

    Los ultimos renglones me dejan pensando en la cuestión de la limitación y la sabiduría práctica y la areté como medida de una vida relativamente feliz…

    Aquileana 🙂

    Responder

  2. ricardo sandino
    Ene 03, 2012 @ 01:18:06

    Si esta pastillota es tan buena, que me den las especificaciones!! totalizadas, para llegar a la felicidad y de estar vivo y contemplando!! cada amanecer…

    Responder

  3. cafeypastasconschopenhauer
    Ene 05, 2012 @ 01:55:01

    Que la felicidad tiene que ver con las pastillas es cosa más cercana a los psiquiatras que a los filósofos…jajaja

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: