¿KEPLER ASESINO?

Ayer, abriendo el periódico, me encontré  delante de un artículo muy curioso. En él, se hablaba de la posible implicación de Kepler en la muerte de Tycho Brahe.

La historia era de lo más peregrina, además se permitía el lujo de comparar la tesis con un argumento de película, muy razonable por lo barroco de la aseveración.

Me atreveré en esta pequeña digresión a intentar reconstruir el episodio.

Tycho Brahe nace en Dinamarca en 1546 (¿me he ido demasiado atrás?, seguro que me lo perdonareis, vale la pena). Su padre había hecho la promesa a su hermano (tío de Tycho) de que le daría a su primer vástago en adopción dado que él no tenía hijos (me pregunto qué opinaría la madre del pequeño Tycho).

A pesar de la promesa, llegando la hora de su cumplimiento, el padre arrepentido se echó atrás, pero el tío (avispado) raptó al niño (a ver si va a ser cierto que parece una película).

En su juventud tuvo lugar otro acontecimiento curioso. En un duelo pierde la nariz y se ve obligado a llevar una prótesis de oro, plata y cera. De esta guisa se verá la imagen del astrónomo el resto de vida.

En 1576, por un real decreto, Federico II, le entrega a Tycho la isla de Hven con todos los arrendamientos y sirvientes que en ella había y de forma vitalicia. Le entregó además una especie de pensión y dinero aparte para construir un observatorio dotado de todos los instrumentos necesarios y pertrecharlo de los ayudantes convenientes (vamos, un chollo. Nada que se parezca a mis actuales circunstancias).

Con la muerte de Federico II y la ascensión de Cristian VI comienzan los problemas. Este nuevo rey no consideraba tan importante la astrología como su padre, recorta las pensiones de Tycho y este empieza a provocar problemas. (Parece ser que era un hombre de mucho carácter).

Se movió así a Praga y recibió nuevos ayudantes. Entra en escena Kepler, uno de sus flamantes y nuevos subalternos. Tenía ya cierta fama y criterios propios, lo que les lleva a discutir y dicen que Tycho comienza a sentir celos y a esconder alguno de sus logros al nuevo.

Sin embargo esta situación no se dilató en exceso, al poco tiempo Tycho fallece. ¿Causa de la muerte? Alguno de sus biógrafos dice que fue a causa de retener la orina durante una larga entrevista con el Emperador (no me parece muy poético), pero aquí nos encontramos con la disparatada teoría que secunda que Kepler, harto de la discusiones y zancadillas de su superior, lo envenenó durante una cena. Lo que sí es cierto es que, exhumado el cadáver de Tycho y hecho un examen del mismo, se encontró demasiada concentración de mercurio en sus cabellos. ¿Apoya este hecho la afirmación de Kepler como asesino de su maestro? Ahí lo dejo, lo que sí me atrevo a aseverar como opinión personal es que yo misma haría la película si tuviera el dinero…jajaja

Para los que se enganchen con este culebrón y en previsión de que tal película no será filmada por ahora, le dejo los datos de un libro en español que versa sobre la cuestión.

El Castillo de las Estrellas. Enrique Joven. Roca Editorial

Les dejo también el enlace a la página oficial del libro, aunque parece estar caída.

Anuncios

7 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. yasabemostodosquienseescondetrasesto
    Dic 22, 2010 @ 19:50:21

    Si es que hagas lo que hagas para ascender hay que acuchillar, matar al padre es obligatorio, precio del éxito y a veces, según el padre que tengas, hasta recompensa, esto merece su propia sección, puedes ponerle alguna etiqueta tipo “Salvame de antaño” ” Corazón de 1000 primaveras” o asím, te aseguro que los cotilleos, tipo Pitagoras se zumba a todos los exotéricos tendrían mucho éxito.

    Responder

  2. Eldemente
    Dic 27, 2010 @ 00:25:23

    Ya me habías comentado en directo algo sobre el tema, pero leerlo es mejor porque apunta más datos. Por supuesto, yo, que sabes bien que soy de naturaleza tocapelotas, y sin ámino de ofender, tengo dos apuntes de cositas que me suenan. Aunque ahora mismo no tengo ganas de ponerme a investigar porque es tarde y me levanto muy temprano, por lo que sé en todas las biografías que nos encontramos apuntan hacia el duelo para explicar la falta de nariz de don T, cosa por cierto nada infrecuente en esos tiempos, pero lo cierto es que los duelos en Europa para ser legales requerían la presencia de testigos, y la constancia del acto en tinta sobre papel, pero jamás en esas biografías -al menos las que he tenido ocasión de conocer- muestran el documento acreditando que tal evento tuvo de echo lugar -ni siquiera los de “Universo Mecánico”, con todo lo rigurosos que son el MIT, enseñan el papelito-.
    Pero no quiero con esto decir que no crea en la posibilidad de que el duelo fuese cierto, simplemente quiero recordar al lector que la pérdida irreversible del apéndice nasal es una consecuencia típica de la sífilis, cosa tan abundante como los duelos, pero peor vista.
    Por otro lado los yankis esos tan listos del MIT lo que sí dicen es que don K y don T se carteaban ya antes de haberse conocido en persona (cosa que evoca a los novios online), así como don K escribía también a don G (ese señor tan poco conocido de la estática y la dinámica, de las leyes de péndulo y la caída de los graves), y que todos ellos se llamaban “copernicanos” entre sí (y de todo esto sí muestran los documentos conservados). También nos enseñan la carta en la que don T solicita ayuda a don K para resolver el jodidisimo “Problema de Marte”, más que nada porque don T no daba hecho solo y en el círculo de copernicanos sabían de don K tenía un método nuevo que podía ayudar. Don K acudió encantado de la vida porque el pedazo máquina que tenía don T era una pasada para el momento, y podía ofrecerle las observaciones necesarias para que sus ideas cuadrasen y lograr una demostración.
    Por último (y de aquí que cada uno saque la idea que quiera) nos dicen los del MIT que don T puso al joven don K como heredero, no de su fortuna pecuniaria, sino de su fortuna en observaciones minuciosas.
    Alguno pensará que cuando te ponen como heredero es ya el momento de matar al padre. Para mí que Totem y tabú ha calado demasiado, porque mi madre está vivita y por muchos años, y los padres de la mayoría de la gente también lo están.
    Personalmente creo que a don K le dio una pena enorme la muerte de su mentor, más que nada porque era su colega, el único al que podía considerar su igual en gran parte de Europa, y más que nada porque le ayudaba con el chollo y le dejaba dormir y comer de gratis en su pedazo casona.

    Responder

    • cafeypastasconschopenhauer
      Dic 27, 2010 @ 15:00:17

      No sé, no sé, la envidia es muy mala y tira mucho. La historia está “preñada” de circunstancias variopintas donde la Sra envidia juega el destino de los acontecimientos. Habría que profundizar en el tipo de hombre que era K. ¿Sería alguien melancóalico? (Dicese de aquel en cuya alma predomina el humor tipo bilis negra), en este caso no podría asesinar a su maestro. Los melancólicos son unos románticos y los románticos no quieren vivir sin el árbol que les da cobijo. Sea como fuere, nuestro amigo “Tico”, debió tener un caracter, digamos, insoportable. No es que diga que se merecía por ello la muerte (no, por favor), pero al menos tal hecho causaría menos dolor.

      Responder

  3. Eldemente
    Dic 27, 2010 @ 00:27:38

    Se me ha escapado alguna falta, pero quien lo quiera leer que se joda que me voy a dormir.

    Responder

  4. Eldemente
    Dic 28, 2010 @ 19:48:34

    En cambio si indagamos leyendo las cartas que a él le envió don K y que él mismo escribió, lo que yo consigo entrever es un señor entrañable, amigo de sus amigos, y sobre todo de la investigación y el amor a la sabiduría, no veo ningún medio-alcohólico romántico, pero desde luego no lo conocí, y la historia no está en el lado del nomos sino más bien de la doxa. Todo es posible en la interpretación, el horizonte y la tradición hacen más por la hermenéutica que el propio texto a interpretar, como bien nos decía el amigo Gadamer.

    Responder

  5. Trackback: ¿QUÉ CLASE DE TIPO ERA NEWTON? | Café y pastas con Schopenhauer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: