DIÓGENES TOMA CAFÉ CON HANSEL Y GRETEL

Sin duda, el individuo es original, cualquiera, todos. La historia está llena de ejemplos.

Cada ser humano es un ramillete de peculiaridades, de locuras, aceptadas o no en sociedad.

Lo que sí me aceptará cualquier lector es que algunos rompen este molde, son los héroes de la friquetada, los reyes del país de Nunca Jamás.

Seguro que en Nunca Jamás te encontrarías a Diógenes, tomando café en “La casita de chocolate”, humilde reducto de Hansel y Gretel.

Cerraré los ojos por un momento para trasladarme hasta allí…

Efectivamente allí está, Diógenes, en dulce compañía.

Decido  acercarme, así que dejo el camino de baldosas amarillas y me adentro por el cierre de bastones de caramelo que da entrada a “La casita de chocolate”. En el jardín de la misma me tropiezo con una mesa ricamente dispuesta; mantel de cuadros rojos y blancos, bajo bandejas de pastelitos de colores,  una cafetera llena de café despidiendo rico aroma y una jarra de leche calentita y cremosa.

-Hola Sra. Gödel – me dice Gretel

-Buenos días tengáis los dos (me gusta dirigirme a la crema intelectual con aires cervantinos)

Y Diógenes y Gretel me invitan a su banquete de suculentas delicias.

Comenta Diógenes “… así fué, Gretel, se me acercó el mismísimo Alejandro, pero no el de Lady Gaga; el de los macedonios, el conquistador, me dijo que me daría lo que quisiese. A mí, que me faltaba lo fundamental . Y se lo dije, que se apartase, que me tapaba el sol”.

Y verdaderamente Diógenes fue un personaje;  vivió en el ágora, dentro de un barril y por pertenencias tenía una capa para espantar el frío y una concha para beber.

Se dice que un día, viendo a un niño bebiendo de la cuenca de sus manos, lanzó la concha lejos de sí.

Creía nuestro filósofo que los dioses habían dado a los hombres, fáciles medios de vida, pero que los habían ocultado a sus ojos. Para él, era su tarea poner ante la vista estos medios, demostrando así al hombre, que puede ser feliz si comprende las exigencias reales de su naturaleza.

Gritaba por las calles de Grecia, en pleno día y con una linterna encendida; “Busco al hombre” y con ello se refería a que buscaba al hombre que supiese de su naturaleza más íntima y viviese acorde con esta.

¿Puede el hombre ser feliz?

Estamos ante una complicada pregunta, pero en “La casita de chocolate” se ha iniciado el debate que, por lo menos, nos llevará a interesantes conclusiones…

Anuncios

7 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Kurt G.
    Dic 16, 2010 @ 16:10:34

    Ay… Quien pudiera ser libre como ese loco sabio y entrañable!
    Supongo que al menos, encontrándose ante tantas comodidades, se serviría el café en la cuenca de sus manos… 😉

    Responder

  2. lorcho vividor
    Dic 20, 2010 @ 16:12:14

    diógenes:
    a mi me gusta con dos azucarillos, pardiez!
    (dirigiéndose a Hansel)
    ¿puedo arrancarle una pequeña chinilla a tu casa?
    Sra. godël:
    o si, si la chustilla para mui!

    Responder

  3. Tima
    Dic 24, 2010 @ 18:34:06

    No, no creo que el hombre pueda ser feliz, pero sí puede aspirar a serlo. Quizá la felicidad no esté en el objetivo sino en el camino que nos conduce a ese objetivo, porque… ¡cuántas veces cuando hemos alcanzado algo que deseábamos no le hemos dado importancia! O será que yo soy una rara. ¿A vosotr@s no os ha pasado nunca?

    Responder

    • cafeypastasconschopenhauer
      Dic 25, 2010 @ 13:34:03

      Eso cae más del lado de Schopenhauer que dice que de ir bien todos nuestros negocios menos uno, nos preocupará este último más de lo que nos alegrarán los restantes. En todo caso pienso que debemos hacer un esfuerzo por ver esto claro, que creo que es algo cierto, y no dejarnos guiar tan ciegamente por las emociones. Un besito y feliz navidad a todo el mundo.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: